Posicionamiento Web Computadora

10 factores On-Page | SEO On-Page

El término On-Page SEO, también llamado SEO On-Site, hace referencia al proceso de SEO dentro de una página.

La optimización de los motores de búsqueda permite que una página pueda mejorar su visibilidad, a partir de un proceso para modificar el contenido de la página, los tags y los links internos. Hoy te ofrecemos 10 factores que te ayudarán a maximizar el tuyo.

Si finalmente lograste que tu sitio esté en la parte superior de las páginas de resultados del motor de búsqueda (SERP), tenés que saber que aún no es tiempo de relajarse.

Por supuesto, es posible que hayas alcanzado el primer puesto hoy. Pero la realidad es que el trabajo de un SEO pro nunca termina, porque un mínimo descuido te puede sacar de ese primer lugar.

Para mantenerte al día con los cambios de algoritmos en Google y no perderle el paso a la competencia, tu on-page SEO debe estar bien preparada. Y antes de profundizar en el tema que nos convoca, es importante que sepas cómo funcionan Google y otros motores de búsqueda.

Bases Search Engine

Todos los motores de búsqueda van construyendo una especie de mapas de contenido, los cuales se denominan como índices de búsqueda (también llamados index). ¿Cómo lo logran? Enviando rastreadores que exploran Internet.

Estos rastreadores son bots que exploran los sitios, evalúan su contenido y los clasifican según su información. Y el algoritmo del motor de búsqueda va utilizando esos datos para determinar si se adecúa o no a las consultas de los millones de usuarios que navegan día a día.

Finalmente, el sitio estará mejor clasificado en el SERP cuanto mejor responda a dichas consultas.

Pero no todo es tan sencillo. El algoritmo de Google se actualiza regularmente, ya que su objetivo es brindar los mejores resultados a sus usuarios, cada vez con más precisión. Esto implica que las clasificaciones van cambiando, y los sitios deben continuar optimizándose para no quedarse fuera de ese lugar.

Persona haciendo SEO

¿Qué es el on-page SEO y por qué es importante?

El on-page SEO es el conjunto de procesos que se realizan para modificar el contenido de una página, la arquitectura de la información, sus etiquetas y los enlaces internos que van a ayudar a mejorar su visibilidad de búsqueda. La idea es que los motores de búsqueda puedan comprender mejor a tu sitio web.

Y a su vez queremos que cada usuario tenga una buena experiencia de uso. Por lo cual, no sólo debemos contentar a Google. Todos los objetivos deben estar alineados.

Ventajas del on-page SEO

Las estrategias SEO que ponemos a disposición para mejorar el posicionamiento web tienen un gran impacto en el sitio a corto y largo plazo. Veamos cuáles son sus beneficios:

  • Aumenta el tráfico hacia el sitio web

Cuanto más cerca de los primeros resultados esté tu página, mayor cantidad de usuarios ingresarán a ella y mantendrán una interacción activa con su contenido.

Está demostrado que los primeros cinco resultados orgánicos suelen obtener alrededor del 67% de los clics. Resulta aún más impresionante mencionar que los siguientes cinco resultados obtienen solamente alrededor del 3%, siguiendo la tendencia.

  • Aumentan las tasas de clics (CTR)

Continuando con las estadísticas, se ha observado que el primer resultado de búsqueda de Google en los dispositivos móviles puede alcanzar un CTR orgánico promedio de casi 27%. ¡Es una gran cifra!

Por ende, no es una novedad mencionar que los sitios que están en primeros lugares… tienen tasas de clics mucho mejores.

  • Aumenta el número de interacciones reales y las ventas

Los números también indican que más del 90% de los usuarios consumidores que buscan un producto o servicio, suelen visitar ese negocio en el mismo día.

Ya te habrás dado cuenta del enorme impacto positivo que puede tener el SEO orgánico, y su optimización para ganarse un lugar en el ranking.

10 factores esenciales de on-page SEO

Ahora sí, llegamos al tema principal. Para continuar, queremos que sepas que el SEO en una página web se puede dividir ampliamente en tres categorías principales: contenido, HTML y arquitectura del sitio web. Veamos cada uno individualmente.

El Contenido

Prestar atención al contenido es lo primero y principal. Cualquier optimización SEO que pretenda ser eficiente y dar resultados, debe contar con un contenido de calidad y adecuado al sector del cual se esté tratando.

Estos son los factores de contenido que tenés que considerar para maximizar tu On-Page SEO:

1. E-A-T

Una forma en que Google va clasificando los sitios se basa en el sistema E-A-T: experiencia, autoridad y confiabilidad.

Es curioso mencionar que en 175 páginas de las Pautas de calidad de búsqueda de Google, se menciona 135 veces. Esto quiere decir que desempeña un papel muy importante en los algoritmos del motor de búsqueda.

Si bien Google solo ha confirmado algunos elementos de E-A-T (PageRank y enlaces), generalmente en el área SEO las señales en la página juegan un papel importante en sus evaluaciones.

2. Palabras clave

Para responder a la pregunta del usuario, es fundamental hacerlo en su propio idioma y no sólo eso… también utilizar aquellas palabras clave que el usuario consulta.

Las páginas que usan esas palabras clave, tendrán muchas más posibilidades de mostrarse como relevantes. Estas palabras, o keywords, se pueden usar tanto en el cuerpo del texto, como en los encabezados (headings), titles y descriptions.

No olvidemos que uno de los objetivos principales de Google es poder ofrecerle a sus usuarios los resultados más específicos posibles.

Muchas veces, las keywords son fáciles de determinar: si se trata de una tienda de muebles, seguramente tendrías que incluir palabras como “mesa”, “sofá”, “cama”, entre otras.

En definitiva, necesitás saber qué buscan tus potenciales clientes, creando contenido que incluya dichos términos. Tomarse el tiempo de investigar siempre es una buena opción.

3. Redacción SEO

Aunque parezca una tarea simple, lo cierto es que requiere de una gran destreza para plasmar ideas, contenidos y palabras clave dentro de un texto coherente adecuado para el SEO. Algunos de los puntos clave incluyen:

  • Enfatizar la legibilidad del texto: tu contenido debe ser fácilmente escaneable, para que los usuarios puedan encontrar de forma rápida la información que buscan.
  • No usar las keywords en exceso: esta técnica era utilizada por los profesionales de SEO en el pasado, y se conocía como “ relleno de palabras clave”. Pero no resulta nada beneficioso ya que Google tiene una visión negativa de los sitios que usan keywords en exceso. Si te atrapan haciendo esto, tu página podría perder posicionamiento o incluso ser eliminada por completo.
  • Mantener las oraciones y los párrafos breves. Evitá ahuyentar a los usuarios manteniendo tus oraciones y párrafos cortos, que no resulten tediosos de leer.
  • Usar listas con viñetas: esto puede parecer muy meta, pero las listas con viñetas son una buena manera de dividir la información en partes fácilmente digeribles. Podés usarlos siempre que tengan sentido.

 

4. Recursos visuales

El uso de imágenes, videos y gráficos es una excelente oportunidad para impulsar tu SEO, sobre todo si te asegurás de optimizar el texto que las acompaña.

Además, para los usuarios es mucho más amigable e interesante una página que contiene imágenes que acompañen al contenido. De hecho, más del 36% utilizan la búsqueda visual para realizar sus compras online, lo cual indica un gran porcentaje de tráfico que podría estar ingresando a tu sitio web.

Es importante que tengas en cuenta el tamaño de los archivos de imagen, y detalles similares. De ellos depende que la carga sea rápida y lenta, afectando directamente a la experiencia de uso.

Tus imágenes también pueden ser compartidas, para identificar oportunidades de blacklinking, impulsando tu E-A-T.

El HTML

Cuando hablamos de HTML (HyperText Markup Language, o Lenguaje de Marcas de Hipertexto en español) hablamos del código utilizado para estructurar las páginas web y su contenido.

En términos generales, podemos definir al HTML como un conjunto de etiquetas que definen el texto, imágenes, videos y otros elementos de un sitio web.

Este código permite que el navegador sepa qué mostrar y dónde mostrarlo. Y a su vez, los motores de búsqueda sabrán de qué se trata tu página, para poder clasificarla.

Existen algunos factores HTML de SEO que tenés que conocer.

HTML

1.   Etiquetas de título

Acá estamos haciendo referencia a las etiquetas conocidas como <h1>, <h2>, <h3> y más. Estos indican qué títulos son cabecera y cuáles son los más destacados. El primero es el más importante y ayudará a determinar (en parte) una suba en las clasificaciones SERP.

Sin embargo, el título por sí solo no hará que tu página web consiga un mejor posicionamiento. Para lograrlo, tiene que mostrar cierta coherencia con el resto de los elementos en la página web.

2.   Meta descripción

No olvidemos que uno de nuestros objetivos es que los buscadores comprendan fácilmente el contenido de tu página web. Y este objetivo se cumple a la perfección si contás con meta descripciones optimizadas correctamente.

Además, las meta descripciones pueden impulsar la CTR (Click Through Rate o Tasa de clics) en tu página web. Definitivamente, este factor HTML no es algo para dejar de lado.

3. Optimización de imagen

Ya mencionamos que los recursos audiovisuales son sumamente importantes para hacer a tu sitio más relevante, pero ¿cómo se pueden utilizar para aprovecharlas al máximo? Acá es donde hablamos de sus aspectos técnicos.

Veamos algunos consejos que te pueden ayudar a optimizar tu técnica SEO en imágenes:

  • Usar textos alternativos compatibles con SEO (por ejemplo, incluyendo una keyword).
  • Elegir el formato y el tamaño de archivo correctos, para una carga rápida.
  • Personalizar los nombres de los archivos en relación al contexto de la página, en lugar de simplemente usar algo como IMG_06851.
  • Tener en cuenta que las imágenes sean aptas no sólo para computadoras sino también para dispositivos móviles.

4. Geoetiquetado

En términos simples, el geoetiquetado es agregar información geográfica que luego sirva de referencia para los usuarios.

Para aprovechar el geoetiquetado, tenés que conocer bien a tu público objetivo, o por lo menos saber qué región geográfica generará mayor tráfico a tu web.

El geoetiquetado ayuda bastante cuando se trata de economías locales y querés optimizar tu SEO para cierta zona o ciudad del país. Para lograrlo, existen tres estrategias principales:

  1. Podés optimizar listados y citas locales, como el nombre, la dirección y el número de teléfono (NAP), la URL del sitio web y las descripciones comerciales. También el uso de aplicaciones de terceros y la obtención de reseñas.
  2. Proporcionar contenido basado en la ubicación, teniendo en cuenta las necesidades específicas de una región en particular. Podés optimizar la adaptación para búsquedas “cerca de mí”.
  3. Generar vínculos con otras empresas u organizaciones

La coherencia entre las palabras clave, un contenido de calidad y una adecuada referencia a tu ubicación, serán elementos clave para mejorar el posicionamiento y la visibilidad.

La arquitectura del sitio web

Hace referencia a nada más y nada menos que la estructura del sitio web. Esta arquitectura debe tener una lógica por dos razones principales: por un lado, los motores de búsqueda podrán rastrear más fácilmente tu web, y por otro lado, los usuarios obtendrán mejores experiencias.

Podemos mencionar dos aspectos fundamentales de la arquitectura del sitio web.

1. Velocidad del sitio

Un sitio que carga demasiado lento, perjudica la experiencia del usuario quien posiblemente no vuelva a ingresar (es decir, será un posible usuario de tu web que habrás perdido).

Y no sólo eso. La lentitud de carga también perjudica en el ranking de las clasificaciones en SERP. Search Engine Journal confirmó que la velocidad de la página es determinante en los resultados de búsqueda.

Por otro lado, la velocidad mínima que debe cumplir una página web va cambiando constantemente. Hoy en día se cumple alcanzando aquel umbral mínimo de Core Web Vitals de Google.

Es recomendable que cumplas dichos estándares. Pero si no lo estás logrando, existen algunas recomendaciones que podrías seguir.

  • Optimizar todas las imágenes: aunque parezca algo pequeño y detallista, tiene mucho peso para el SEO.
  • Reducir los redireccionamientos: aunque es recomendable crear enlaces a otros sitios web relacionados, no tenés que excederte en su cantidad.
  • Aprovechar los cachés del navegador.
  • Habilitar la comprensión.

2. Diseño responsive

El diseño responsive hace alusión a una correcta visualización de la página web. Parece algo simple, pero requiere de métodos sofisticados.

Lo cierto es que para tener un diseño responsive, o adaptativo, la página debe ser visible en diferentes dispositivos (como computadoras, tablets o celulares).

De hecho, a partir del 2016 las búsquedas por dispositivos móviles superó a las búsquedas en computadoras. Estamos en condiciones de afirmar que Internet es usado en su gran mayoría por usuarios en celulares.

Las prioridades de Google no son ajenas a esto, y desde entonces ha brindado especial importancia a aquellos sitios que mantienen un diseño responsive.

 

 

 

 

Leave a Reply